lunes, 22 de octubre de 2012

DE REGRESO

Ya estoy de nuevo en casa. Después de estas treinta y seis horas estupendas en Córdoba, mi segunda casa, la ciudad de mis amores. Después de vivir el hecho histórico de ver a San Rafael en la calle (continuará el día 24...) vuelvo a encarar una nueva semana, con las pilas cargadas, con la retina llena de recuerdos y brillos, de gozo y de emociones.
    Y de camino pensaba ¿de que escribo hoy? que llevo unos días, que desde el exitoso post lentejero no me venía la inspiración...pero la musa me ha dado un pescozón sentado en el bus, asomado al cristal, viendo los paisajes que de cuando en cuando diviso desde mi asiento cuando emprendo el retorno a mi tierra.
       Hay tantos regresos como viajes emprendidos. Todos los días hacemos un trayecto y el inverso, siempre está puesta la estación de salida y llegada. Pero bueno, lo dicho que cuando vuelvo para La Mancha, me embobo con la visión de los pueblos andaluces que quedan a los lados de la autovía, sobre todo Andújar y sus torres bajo la Sierra Morena que esconde la Morenita, o el poblado de Zocueca, cerca de la batalla famosa. Al salir del doble carril, queda Linares a un lado, y al poco la estación compartida con Baeza, que tantas noches de semana santa vivimos en trenes lentos y anclados por huelgas, haciendo más ansioso el llegar a la meta del miércoles santo. Y Canena, que ilustra el post, con ese impresionante castillo, que es de esos lugares que algún día me gustaría visitar con mi coche, con tranquilidad, con buena compañía. Al lado Rus, así llamado como la virgen sanclementina. Y después La Yedra, con el cristo negro que impresionó a Machado y la impresionante fábrica del santuario. Llegando a Úbeda, la ciudad impresionante, parada técnica, con la pena de no tener más tiempo ni mejor tiempo para extasiarme con tanto arte, tanta historia, tanta magia...
       Subo de nuevo a mi asiento. Villacarrillo con su amplia iglesia que la corona, y más adelante Villanueva del Arzobispo, custodiada en lo alto por Iznatoraf, con la Fuensanta olivarera. Y enseguida Puente de Génave y Arroyo del Ojanco, superponiendo sus olivos con los de Villapalacios y la cada vez más cercana presencia de Alcaraz y las dos torres de Cortes, faros de mi paz y mi linaje.
        Una vez más he regresado. Espero volver a levantar el vuelo. Es necesario cambiar de aires, pero siempre respirar el aire. Viajar y conocer, pero volver y estar, aunque no haya nadie en el andén ni a pie de bus. Pero las cosas son así, y así hay que aceptarlas, cuanto antes mejor.
     Me voy a la cama. Por cierto hoy son las santas de la Puebla, Alodía y Nunilón, melo bonica ¿te acuerdas el año pasado por estas fechas en Leyre? Y espero soñar con los paisajes mencionados, con mi gente buena y la que aún no conozco y tal vez nunca conozca. Por cierto ¡cuanto loco suelto por estas tierras! con escopetas o con movidas mentales yuyuyuyu

6 comentarios:

  1. De vuelta a lo cotidiano, para saborear mejor lo extraordinario.
    Cargadas las pilas, ya tiene cuerda para rato.....
    Buen día templé, se te echa en falta...Bs.

    ResponderEliminar
  2. Ya está bien que pares en tu casa, que eres un gambitero...espero que te lo hayas pasado bien, aqui ya sabes lo que ha pasado, un loco anda suelto por el Salobral...hay es ná....cómo están las cabezas...
    Por cierto, creo que voy a ingresar a mi madre en el club de los filósofos su último refrán: "nadie come más, que hambre tiene"....si alguien con estudios le encuetra una explicación a este dicho bormateño, me lo explique.....jomío....
    La Polo

    ResponderEliminar
  3. Qué viaje más divertido!! Con nuni y alo.. :P hay que repetir.. jeje

    ResponderEliminar
  4. Un viaje maravilloso hacia una tierra maravillosa de la mano de un maravilloso viajero, que nos muestra a través de sus palabras lo que sus ojos ven y su corazón siente... un viaje en capítulos que plasma lo excepcional de la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hay que ver lo que hace la tranquilidad de saber que los amigos están a salvo!! Lo primero que pensé cuando vi en las noticias la "burrá" del loco del Salobral fue: "menos mal que el Templetillo está en Córdoba"... jajajajaja. Y como en la tele no vi a nadie conocido, pues es señal de que todos estais bien... Puffff, qué sustico!! Bienvenido a casa. Besos. Gúmer.

    ResponderEliminar