domingo, 26 de agosto de 2012

DE CORTES A ALCARAZ


    Ya estará saliendo. Un año más, empezando la cuenta atrás hasta el día 8 de septiembre, el más importante del año. La Virgen de Cortes, gloria de Alcaraz, abandona su barroco retablo del santuario serrano, el lugar de más devoción de la provincia mía, para emprender el camino hacia la gótica fábrica de la Trinidad, donde en plateado templete permanecerá para presidir las fiestas de la muy noble y leal ciudad.

     Y aunque vengo embelesado de pisar las piedras cordobesas una vez más, y de emborracharme del olor de jazmines y del ruido de agua de las fuentes califales, hoy es de esos momentos en que me gustaría bilocarme, y poder estar en el arco de la calle Mayor, esperando junto al negro y patético Cristo de los Ángeles, que se queda solitario, porque el pueblo se acerca a la orilla del pueblo, donde a la sombra del acueducto, aguarda con impaciencia que la Señora entre por sus calles y tenerla con ellos una vez más, como desde 1.222.
    Algunos de mis lectores comprendéis lo que es la Virgen de Cortes. Es una devoción, una tradición, pero sobre todo es un sentimiento. Es implorarla en los momentos duros, como hoy que le pido por mi Rafa, para que pronto esté en casa de nuevo, es mirar su estampa en la cartera, es apretar la medalla que nunca se quita del cuello, es soñar con estar de nuevo en su capilla entre tierras rojas, pinos y olivos, que pregonan la cercanía jienense.

      Nuestra Señora de Cortes. La que acogió las oraciones de mis antepasados desde siglos. La que es meta de peregrinos de todas partes. La que me acompaña siempre. Y con el crepúsculo de agosto, la estrella que más brilla, cuando a la carrera avanza hacia las dos Torres.
        Se va el verano. Ya no hace tanto calor. Pronto será solo historia y recuerdo. Y yo me voy camino del realejo cordobés, a pedirle al arcángel custodio y médico de Dios. Pero con el pensamiento eso sí en mi virgen y en mi tierra.
    Último domingo de agosto. Lo dicho, que ya no queda nada.

5 comentarios:

  1. Hace unos años en una de mis excursiones otoñales a la sierra de Alcaraz , nos pusimos como destino visitar el poco de la Almenara, pusimos rumbo a Muera, El Bonillo y los diversos pueblos y aldeas que conducen a la capital de nuestra querida sierra. La visita obligada a Nuestra Señora la guardamos como colofon de la tarde para así dejar mejor sabor de vocal de este día, cuando llegamos a nuestro punto de destino y pude apreciar, la belleza de la sierra por un lado y la lontananza de la llanura mancha por el otro pensé que la Señora de las Cortes y Reina del Cielo desde este importante punto nos vendice todos los días a todos sus hijos. Al regreso para casa visita de placer a su santuario, siempre en nuestra memoria Señora de Cortes y en estos días,más. !!viva la Virgen de Cortes!!!
    Una vez más, gracias amigo Templetillo.

    ResponderEliminar
  2. A ver cuándo me llevas a conocerla, que parece mentira, jomío

    ResponderEliminar
  3. Dos veces he estado en Alcaraz y en el Santuario: la 1ª en agosto con mis padres cuando era pequeña... y no entendí nada de lo que estaba viendo. Solo recuerdo un inmenso calor y que había muchas piernas y brazos de cera, capas de torero, trajes de novia y de comunión y una gran lengua de ballena...unos años más tarde volví con mis tios y mi abuela, el día de la romería o traslado o como sea que se le llame a ese acto. Mi recuerdo es de un madrugón de los de aúpa y llegar al despuntar el día a Alcaraz y encontrarnos ya con los alrededores del santuario llenos de gente por todas partes, haciendo cola para dar dinero en ofrenda, comprar recuerdos de la Virgen, entrar a la Iglesia, entrar al "museo" de exvotos...gente por todas partes, toda la provincia allí reunida. Presencié muchas emociones allí, mucha devoción y también mucha superstición. Pero me quedó una sensación de estar sobrecogida, sobrepasada por ese ambiente. No he ido nunca al Rocio pero debe ser algo así...Meriyou, a ver si el año que viene, en lugar de visita a las bodegas (creo que ya no nos quedan más) vamos a Alcaraz. Creo que te gustará.

    ResponderEliminar
  4. Es una de las muchas cosas que aún me queda por hacer, con lo cerquita que me pilla y no he ido, claro que espero ir contigo para que me lo expliques con todo detalle...
    Disfruta de la tierras cordobesas.
    La Polo

    ResponderEliminar
  5. El año que viene, si Dios lo dispone estaremos con ella.

    ResponderEliminar